Hoy
Clima
20°
Lunes 27/Mar Lunes, 27 de Marzo de 2017 Uruguay
USD
Dólar USA
USD
28,58
29,48
€
Euro
29,91
31,95
$A
Argentinos
$A
1,40
2,25
R$
Real
R$
7,76
9,01
19/Nov/2016
PORTAL U
Lectura:
07:18 min

CAMINANDO A LA ESPERANZA

Regresamos a Colombia atraídos con el encuentro por eliminatorias entre el país local y mi querida celeste. Expreso que no era el mismo joven que había visitado dicha ciudad tiempo atrás. Así que esta vez, como buen y porfiado uruguayo me propuse conocer en persona, reconocer y entrevistar al gran Alexis Viera...
Por: Maxi Sánchez

Me considero un joven que sintió por el futbol, esa enfermedad llamada “fanatismo”. En esa época que duró hasta antes de partir de viaje, conocía y sabia de muchas cosas que hacían del futbol, mi deporte preferido.

El año pasado, sobre el mes de agosto para ser más específico; la noticia de que Alexis Viera había sido atacado y baleado, me había llegado a lo más profundo de mi corazón. Este muchacho en el ámbito futbolístico, es conocido por lo que se entrega para superar adversidades; y por su tenaz lucha para ganar una posición en cada equipo del cual formo parte. Y el día que se ganó mis respetos, fue en un partido que le toco ser titular. Nada más y nada menos en una copa internacional contra Boca Juniors de Argentina. Ese día Alexis me demostró, que era un verdadero león.

Todas las noticias que llegaban a Uruguay desde Colombia, sobre la situación de Alexis, no eran para nada positivas. Se decía que estaba grave, se hablaba de que si se recuperaba no podía volver a caminar, se utilizaban todas las definiciones médicas y comparaban su caso con los de otras personas que pasaron por situaciones similares. Todo el tiempo a fines del 2015, llegaban noticias sobre su caso.

Luego de viajar por países de América del Sur llegamos a Colombia. Por un tiempo y por culpa del viaje, se me paso la vida e historia de la recuperación de Alexis. Ya estando en el país cafetero y aclarando a la gente de dónde provenía, me agregaban: “de la tierra del gran Alexis Viera”. De esa manera, cuando podía me internaba en internet para averiguar de su evolución.

De alguna manera, viajando me toco conocer la ciudad caleña. En el lugar donde me hospedaba trabajaba un señor hincha del América, Adolfo Fernández, un hombre que tenía mucho conocimiento sobre su ciudad. Este hincha otra vez me recordó que venia del país del gran golero americano. Fue en ese momento (marzo del corriente año), que se avivó en mí, las ganas de conocer un poco la historia de su recuperación. Leyendo un poco e informándome con la gente de Cali, conocimos que había creado un club de futbol para jóvenes. No recuerdo bien como dimos con su celular, pero pudimos lograr ese vínculo para poder visitarlo. Así fue que con un compañero viajero, Alexis Troiano, fuimos a generar una entrevista y a conocer las instalaciones de su escuelita. Ese día no dimos con la persona del gran portero, pero si conocimos a su señora Andrea y a sus hijos; y como nuestro viaje proseguía, nos fuimos de la ciudad a conocer otros destinos.

De vez en cuando por los países que fuimos visitando, nos llegaban noticias del gran Alexis. Cierto día  demostró a todos que se ponía de pie, y luego  pudo dar sus primeros pasos. Si él se ponía feliz, imagínese uno. No era un milagro, era producto de su fuerza interna que uno de cierta manera, ya conocía.

Regresamos a Colombia atraídos con el encuentro por eliminatorias entre el país local y mi querida celeste. Expreso que no era el mismo joven que había visitado dicha ciudad tiempo atrás. Así que esta vez, como buen y porfiado uruguayo me propuse conocer en persona, reconocer y entrevistar al gran Alexis Viera.

Después de tantos mensajes de por medio, por fin coordinamos la visita con el deportista. El mismo nos había invitado nada más y nada menos que a su casa. Cali es una ciudad muy grande de norte a sur, y nosotros nos encontrábamos situados en el barrio San Antonio, a escasos 40 minutos de su casa que se encuentra en el sur.

Antes de llegar a su apartamento, como buen uruguayo, decidimos comprar alguna atención y una bebida para no llegar con las manos vacías. Cabe recordar que en Colombia, no tenemos los mismos gustos panaderos; y los clásicos biscochos rellenos, acá en Colombia no existen. Entonces compramos el clásico pan de bono y los palitos de queso los cuales decidimos acompañar con una gaseosa.

Cuando por fin llegamos a su domicilio (con mucha seguridad) el portero nos hizo esperar en el hall del condominio a que llegara. Ya cuando nos vemos nos recibe de una manera agradable, y ya en su silla de ruedas al mandato de “dale llévame vos”, fuimos ingresando a su edificio. Vale destacar la simpleza y humildad en las palabras del mismo, con bromas y sonrisas características de alguien que vive una vida normal y tranquila.

No éramos los únicos que lo visitábamos así que la reunión era grande. Nosotros solamente esperábamos para un mano a mano, algo más íntimo. Mientras otras charlas se llevaban a cabo, y el televisor solo mostraba encuentros del futbol colombiano, tuvimos el agrado de charlar con Gonzalo su hijo; y también de compartir charlas y mates con Andrea su compañera. La otra integrante de la familia, su hija, no se encontraba ese día en la casa.

Luego a solas mis dos compañeros y amigos caleños, Alexis y yo, rompimos el hielo con mensajes de audio que habíamos logrado conseguir. Uno de ellos fue de mi gran amiga Mabel de Brun (FMCOM Pan de Azúcar) en el cual contaba del reconocimiento que le hace toda la gente de dicha ciudad, de Piriápolis y del departamento de Maldonado al ex portero; para luego proseguir con audios de Sebastián Viera el portero del Junior de Barranquilla de Colombia, el gran Sergio “Chapita” Blanco y otro enviado por el señor Gustavo Cabrera de la murga A Contramano. Confieso que escucho uno a uno con detenimiento y con esa emoción que se fue guardando con cada mensaje.

Antes de comenzar dicha entrevista Alexis le pide a su señora que nos apronte unas hamburguesas. Luego pregunto a mis amigos caleños si jugaban al futbol. A lo que uno le aviso que había jugado y por indisciplina lo obligaron a dejar. Y ahí salió la charla de padre. Primero dándole consejos a su hijo sobre la vida que le espera, y luego a nosotros: “uno tiene que saber en que es bueno y en que es malo. El que aprende eso va a tener un futuro mejor. Pero también tienes que tener un complemento. Si no tienes una pareja, tratar de mejorar lo negativo que te ocurra”. Textuales palabras de un ser que habla con sosiego y un hombre cada día más creyente (aunque confiesa alguna vez abandonar dicha cuestión). 

Nos confesó haber fracasado muchas veces, de que también lo operaron cuatro veces de su rodilla y siempre, en momentos en que transitaba un gran nivel en su carrera. Pero lo bueno de él es que siempre volvía a levantarse, nos aclara. Lo malo, su personalidad: “me caliento de nada, y es algo que tengo que mejorar”. Finaliza dicha aclaración declarando que todo eso lo mejora con la ayuda de dios, y aclara a los caleños que en nuestro país la gente es poco creyente, “Soy un milagro de dios, dios me dio una nueva oportunidad para vivir”. Todo lo que Alexis nos fue contando fue mágico, de que consideró que toco fondo, de que quizás fue una prueba que debía tener, y que siente la necesidad de contar y ayudar a los demás a que no pasen por lo mismo.

Humildad, disciplina, respeto, sentido de pertenencia, amor, creencia, esa es su  filosofía de vida hoy. Y es lo que enseña a los jóvenes en su club de futbol. Club que dio sus primeros pasos a principio de este año. Llama a limpiar del corazón de los jóvenes la envidia, el odio y el dolor, para poder ser felices. “A mí la persona que me disparo me cambio, y hoy me genera un dolor todos los días; y hoy yo no tengo ningún odio con él”; estas palabras salen de su corazón y se expanden por su boca. Toda su vida es revelada a tres jóvenes que escuchamos con mucha atención cada detalle. Nos habla de confianza, de valor, de los caminos a tomar y de no insistir caminando siempre por el mismo camino. También de fracasos y de los engaños que le ocasionaron los negocios: compañeros de futbol, amigos y hasta un pastor. Posteriormente a esto último, apareció Andrea con las hamburguesas y la charla se terminaría con un “buen provecho”.

Luego de la comida procedió a autografiar mi bandera viajera, la uruguaya, y proseguimos la entrevista. Un ser humano increíble, con muchas historias de vida. Hablamos de los maestros que hicieron de Alexis Viera un hombre educado: sus padres estaban a la cabeza. El dinero no es lo que el tanto busca, sino la personalidad. Motiva y enseña a que salgan de los problemas con esfuerzo y creyendo en esas personas que brindan una mano de confianza. Y no olvida a quienes ayudan a valorar la vida. Defiende la búsqueda de los sueños sin perder los valores y el amor para salir en esa búsqueda.

Nacido en el barrio del Cerrito de la Victoria, fue criado desde los 5 años en el barrio Reconciliación. Debuto futbolísticamente a los 16 años de edad en el club Racing de Montevideo. En Uruguay formo parte de equipos como: Peñarol, River Plate, Nacional; para después en el extranjero jugar para: América de Cali (Colombia), Ñublense (Chile), vuelve a Colombia para defender nuevamente al América y por ultimo defender la camiseta del Depor Aguas Blancas (conocido como Atlético). En América aclara, que se puso a la hinchada en el bolsillo porque lo que la misma busca: “pasión y corazón”, es parte de su filosofía al jugar: “no me pidas técnica” agrega.

En cierto momento nos toca preguntarle lo del accidente, esas preguntas que por más que sean frías de hacer, tienen mucho contenido. El fin ese día fue comprar útiles de estudio para sus hijos, y generar un pago para una inversión de una escuela de goleros. Luego de retirar dinero en un banco y llegar a su casa, un muchacho le disparo en dos oportunidades, una bala lo hirió por el pecho y la siguiente en la espalda. Y se agarró de un uno por ciento de esperanza para volver a caminar y de eso hizo mucho más: “el 1% es mucho, porque a mi señora le dijeron que no iba a volver a caminar”. Y por más de que los médicos y los psiquiatras le hablaban de que mucha gente era feliz en sillas de ruedas, el por lo menos iba a dar esa lucha porque no era lo que quería.

Nos contó también de como el corazón se le detuvo en tres oportunidades, el cual tuvieron que masajearlo con la mano; y que además necesitó de doce transfusiones de sangre. Con todo eso, se propuso volver a caminar. Era su sueño y no se alejaba de esa esperanza. A los 3 meses ya estaba de pie y daba sus primeros pasos, en un trabajo muy duro, con largas horas de terapia. Porque él quería caminar. Se había propuesto volver a Uruguay caminando.

Con respecto a sus nuevos sueños, aparece el tema de su club: Club Deportivo Alexis Viera. Y como él nos cuenta comenzó en este deporte y quiere seguir en el mismo. Y no es el único, tiene muchos más. No quiere ser una persona sin sueños, es lo que lo motiva a seguir en su lucha diaria: “confío en mí, y confío en la gente que tengo al lado para conseguir esos sueños”. El a pesar del accidente, lucha a diario por su familia; para que no les falte nada, y con eso busca contagiar a que sus hijos luchen por lo mismo. La escuela está formada por entre 70 y 80 niños y niñas de 8 a 18 años. Y esa responsabilidad le genera más pasión: “primero formo personas, después formo al profesional”.

Un día le toco caminar, y lo sigue haciendo. Logró algo en su vida y ya no puede retroceder. Y a pesar de que a diario sea más difícil por la edad y el cansancio, no quiere conformarse con lo que tiene o lo que le toca. No busca abandonar esa disputa, para no ser egoísta con su familia. Él se considera un milagro de dios y no quiere olvidar lo que le toca, porque eso que él llama dios, le dio una nueva oportunidad de seguir con vida.

Y como último nos cuenta que Cali es la ciudad que lo acogió, y se siente un caleño más. Y coincidimos que todo eso que no conocemos, genera más miedo en las personas. Y eso sintieron sus hermanos cuando le toco venir y más aún cuando le ocurrió esa desgracia. Pero dice que cuando su familia llego a Cali, a Colombia, no se querían ir. Y de Uruguay también aclara que lo extraña. Y que las decisiones que tomo hoy lo llevo al país cafetero. Extraña la pesca en aguas uruguayas, es algo que lo apasiona junto con acampar.

Y así paso esta entrevista, que fue generada para reconocer en vida su lucha, y por la motivación que genera cada imagen de cada paso que da en su recuperación. Porque con cada paso busca contagiar con esas energías positivas, a que los demás demuestren que hay algo por lo que vale la pena luchar.

Comentarios

Ó

Óscar Corredor     20/Nov/2016
Crack, Maxi; crack, "Pulpo" Viera. Felicitaciones, uruguayo amigo.

Publicar comentarios

Calificación
1000 restantes
País
Imagen / Avatar
2  +  5  =  
Adios Flaco.

Adios Flaco.

"Lo que fue Alejandro es algo que requiere mucho más coraje que cualquier otra cosa, fue quien puso el pecho y la cara, la voz y el diálogo, mantuvo los puentes abiertos y las puertas abiertas..."
Por: Andrés Scavarelli Andrés Scavarelli

20/Feb/2017
RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

"El socialismo es a la vez proceso y resultado. Nosotros luchamos por la igualdad de oportunidades a través de una democracia afirmada en lo político, capaz de extenderse progresivamente a lo económico-social..."
Por: Mónica Xavier Mónica Xavier

14/Feb/2017
MACHO, MACHITO, MACHOTE

MACHO, MACHITO, MACHOTE

Che, ya está, nos fuimos al carajo. Digo, los tipos nos fuimos al carajo. Y seguro, te hablo a vos...
Por: Iván Solarich Iván Solarich

01/Feb/2017
Maxi Sánchez

Por: Maxi Sánchez

Maximiliano Sánchez nació en la ciudad de Pan de Azúcar (Maldonado) en el año 1981. Pasó años sin saber que hacer de su vida, hasta que conoció la comunicación. Desde entonces estudia sobre la misma y el efecto que causa en los seres humanos; ya que la globalización te hace profesionalizarte día a día. Desde hace unos meses está viajando por Latinoamérica tratando de conocer nuestra patria grande y generando notas, que logren hacernos ver, otro punto de vista del continente. El uru, como le dicen por ahí, intentará dar a conocer, a su manera, lugares fantásticos y su cultura; a su vez, procurará mostrar como la comunicación mal empleada, causa diferentes respuestas en la gente.
Maxi, forma parte de Fusión Comunicacional. Lo que pretende es crear un canal de difusión con comunicadores de toda América y algunos países europeos, que a través de las redes sociales busquemos la revolución por este medio, a raíz de la necesidad de alcanzar un espacio donde difundir noticias que los medios tradicionales no muestran debido a su agenda mediática. 
Fue así que viajando y conociendo las diferentes realidades de nuestra Latinoamérica, en Playa del Carmen, México, en una charla entre comunicadores y quienes profesan otras artes, fundamos la piedra de esta fusión.

Columnistas
Lo más
Únete

Noticias por email




Enviar por e-mail
E-mail de tu amigo Mensaje