Hoy
Clima
20°
Lunes 27/Mar Lunes, 27 de Marzo de 2017 Uruguay
USD
Dólar USA
USD
28,58
29,48
€
Euro
29,91
31,95
$A
Argentinos
$A
1,40
2,25
R$
Real
R$
7,76
9,01
14/Oct/2016
PORTAL U
Lectura:
04:50 min

¡SEREMOS COMO EL CHÉ!

"Él, siempre defendió sus ideas en lo más alto y predicó con el ejemplo, nunca aceptó privilegios y murió como vivió. Todos los días debemos rendirle homenaje, en cada una de nuestras luchas y hoy en una convulsionada América Latina y en un planeta en el cual reina la destrucción y la guerra lo tendremos presente ya que no se puede retroceder en las conquistas que han ganado los pueblos producto de la lucha y menos aún nos resignaremos frente al opresor en cualquiera de las formas en que se manifieste..."
Por: Tatiana Antúnez

"Estás en todas partes. En el indio hecho de sueño y cobre. Y en el negro revuelto en espumosa muchedumbre, y en el ser petrolero y salitrero, y en el terrible desamparo de la banana, y en la gran pampa de las pieles, y en el azúcar y en la sal y en los cafetos, tú, móvil estatua de tu sangre como te derribaron, vivo, como no te querían, Che Comandante, amigo."

NICOLÁS GUILLÉN

 

SENTIR EN LO MÁS HONDO... 

El 9 de octubre se cumplieron 49 años del asesinato del Ché, un hombre de nuestra América que luchó hasta el último minuto por la liberación de los pueblos oprimidos del mundo.

No es fácil escribir una columna sobre tal luchador de la humanidad ya que en lo personal y siendo yo una comunista decir todo lo que sentimos sobre Ernesto Guevara hace que el corazón se inunde de un montón de ideas, hechos, enseñanzas y fundamentalmente de lo que debe ser la ética de un revolucionario. En lo particular, yo vi en el Ché esa esperanza de que se puede ser todos los días un mejor ser humano, de que nos podemos conmover frente a las injusticias y actuar en consecuencia para cambiar las cosas, que siempre "hacer es la mejor forma de decir" como dijo José Martí.

Ernesto Guevara de la Serna nació el 14 de junio de 1928 en Rosario, Argentina, asmático, jugó al rugby, estudió medicina y recorrió Latinoamérica en moto, en este recorrido que plasma en un diario ya se veía la sensibilidad y cómo,  quien todavía era Ernestito o "Fuser" como solía decirle su gran amigo Alberto Granado, comenzaría una nueva etapa en su vida  " El personaje que escribió estas notas murió al pisar de nuevo tierra argentina, el que las ordena y pule, yo, no soy yo; por lo menos no soy el mismo yo interior. Ese vagar sin rumbo por nuestra Mayúscula América me ha cambiado más de lo que creí"(Diarios de motocicleta, el Ché).

Recordar al Ché debe ser algo cotidiano pero a la vez es un acto de responsabilidad muy grande porque sin dudas fue un ser de una gran sensibilidad, solidario y ejemplar, como lo escribiera en la carta de despedida a sus hijos: "Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro, ha sido leal a sus convicciones". Tampoco se trata de "endiosarlo" porque también fue un hombre como cualquiera, que cometió errores, que se enamoró en varias oportunidades, que bailaba muy mal según cuentan sus allegados, que extrañaba a su madre cuando estaba lejos: "Solo sé que tengo la necesidad física de que aparezca mi madre y yo recline mi cabeza en su regazo magro y que ella me diga: "mi viejo", con una ternura seca y plena y sentir en el pelo su mano desmañada, acariciándome a saltos, como un muñeco de cuerda, como si la ternura le saliera por los ojos y la voz..." (La Piedra, Relato escrito por el Ché en el Congo cuando le comunican que su madre está gravemente enferma). 

 

EL CHÉ GUERRILLERO

Ernesto en 1953 recibe su título de médico y un mes después emprende nuevamente una travesía por América y ahora sí su destino será  el de la lucha inclaudicable, "mis sueños no tendrán fronteras".

Cuando llega a la Guatemala de Jacobo Arbenz queda totalmente seducido por la audacia de ese pueblo en planatrse frente al enemigo y todos sus intentos por derribarla."Estos ataques, junto con las mentiras de la prensa internacional, han despertado a los indiferentes. Un clima combativo predomina aquí. Me he ofrecido como voluntario para los servicios de ayuda médica y me he registrado en la brigada juvenil para recibir instrucción militar e ir a la lucha en caso de que sea necesario" («Carta a la madre desde Guatemala»).

En este país conoce a Ñico López y por intermedio de él a otros guerrilleros "Asaltantes del Moncada" que se encontraban exiliados en territerio guatemalteco. Declarado una amenaza comunista el Ché se exilia en México y aquí conoce a Fidel y Raúl Castro. 

En suelo Azteca, el Ché tiene una gran charla con Fidel y termina siendo designado como médico encargado de la expedición que se dirigía a Cuba con la idea de liberarla de la dictadura de Fulgencio Batista, "Lo conocí en una de esas frías noches de México, y recuerdo que nuestra primera discusión versó sobre política internacional. A las pocas horas de la misma noche -en la madrugada- era yo uno de los futuros expedicionarios". (Ernesto Guevara en: "Una revolución comienza", Periódico Cubano: Revolución).  

LLEGÓ EL COMANDANTE...

En diciembre de 1956 llegan a Cuba los expedicionarios, eran 82 guerrilleros dispuestos a dar la vida por la liberación, como es de costumbre la prensa se encargó de anunciar la llegada a la vez de mentirle al pueblo, dando por muertos a los combatientes. Deben pasar por momentos muy duros, emboscadas, inflitraciones, traiciones y diferentes obstáculos que no logran vencerlos. 

El Ché ya tendría la responsabilidad de la Comandancia o "Estado Mayor de la Revolución" respondiendo directamente a las órdenes de Fidel, y aún así continuó ejerciendo como médico además de armar grupos de estudio con los guerrilleros para su alfabetización.  El pensamiento del Ché siempre tuvo muy presente la necesidad de la educación, no se trataba de una concepción pedagógica que reprodujera la ideología dominante del modo de producción capitalista sino más bien para la formación de la mujer y el hombre nuevo en la construcción del socialismo, "El estudio mezclado con el trabajo, como en los casos de los jóvenes estudiantes que están recogiendo café en Oriente, que utilizan sus vacaciones para recoger un grano tan importante en nuestro país, para nuestro comercio exterior, para nosotros, que consumimos una gran cantidad de café todos los días. Esta tarea es similar a la de la alfabetización. Es una tarea de sacrificio que se hace alegremente, reuniéndose los compañeros estudiantes -una vez más- en las montañas de nuestro país para llevar allí su mensaje revolucionario."(Che Guevara, Qué debe ser un joven comunista?).

La revolución triunfó y el Ché tuvo mucha responsabilidad en ello, no solo desde las tareas que debió desempeñar sino también de los aportes a la rebeldía del pueblo, a la solidaridad, a la  ética revolucionaria,  a la integración latinoamericana, al antiiperialismo y la construcción del socialismo en Cuba.

El Comandante nunca renunció a los sueños de libertad, recorre diferentes países de África y también expone su visión antiimperialista e internacionalista en la Asamblea General de Naciones Unidas, en el año 1966 renuncia a todas sus responsabilidades en Cuba y emprende un viaje a Bolivia (lugar en que ya había estado en 1953 y se conmueve por las paupérrimas condiciones de vida de su pueblo), aquí comienza una gesta heroica que en octubre de 1967 lo conduce a la muerte. El Ché es capturado por el ejército Boliviano y asesinado en la escuela de "La Higuera", la CÍA fue parte activa en este cruel proceso.

Hasta el último minuto de su vida fue consecuente con sus ideas y por sobre todas las cosas fue siempre un hombre sumamente valiente, al estar frente al verdugo apuntándole le dice: "¡Apunte bien, va usted a matar a un hombre!".

 HASTA SIEMPRE COMANDANTE...

No podemos terminar esta nota con la muerte del Ché como si se tratara del fin, justamente porque lejos de morir sigue viviendo en cada uno de nosotros y nosotras. Cada vez que nos enfrentamos a las injusticias de este mundo, cada vez que nos conmovemos frente al terror y el odio que genera este sistema en el que vivimos debemos actuar en consecuencia con la firme convicción de que SEREMOS COMO EL CHÉ. Él, siempre defendió sus ideas en lo más alto y predicó con el ejemplo, nunca aceptó privilegios y murió como vivió. Todos los días debemos rendirle homenaje, en cada una de nuestras luchas y hoy en una convulsionada América Latina y en un planeta en el cual reina la destrucción y la guerra lo tendremos presente ya que no se puede retroceder en las conquistas que han ganado los pueblos producto de la lucha y menos aún nos resignaremos frente al opresor en cualquiera de las formas en que se manifieste.

"Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor. Es imposible pensar en un revolucionario auténtico sin esta cualidad. Quizá sea uno de los grandes dramas del dirigente: éste debe unir a un espíritu apasionado, una mente fría y tomar decisiones dolorosas sin que se contraiga un músculo. Nuestros revolucionarios de vanguardia tienen que idealizar ese amor a los pueblos, a las causas más sagradas y hacerlo único, indivisible."

Ché

 

Publicar comentarios

Calificación
1000 restantes
País
Imagen / Avatar
3  +  8  =  
Adios Flaco.

Adios Flaco.

"Lo que fue Alejandro es algo que requiere mucho más coraje que cualquier otra cosa, fue quien puso el pecho y la cara, la voz y el diálogo, mantuvo los puentes abiertos y las puertas abiertas..."
Por: Andrés Scavarelli Andrés Scavarelli

20/Feb/2017
RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

"El socialismo es a la vez proceso y resultado. Nosotros luchamos por la igualdad de oportunidades a través de una democracia afirmada en lo político, capaz de extenderse progresivamente a lo económico-social..."
Por: Mónica Xavier Mónica Xavier

14/Feb/2017
MACHO, MACHITO, MACHOTE

MACHO, MACHITO, MACHOTE

Che, ya está, nos fuimos al carajo. Digo, los tipos nos fuimos al carajo. Y seguro, te hablo a vos...
Por: Iván Solarich Iván Solarich

01/Feb/2017
Tatiana Antúnez

Por: Tatiana Antúnez

Columnistas
Lo más
Únete

Noticias por email




Enviar por e-mail
E-mail de tu amigo Mensaje