Hoy
Clima
20°
Lunes 27/Mar Lunes, 27 de Marzo de 2017 Uruguay
USD
Dólar USA
USD
28,58
29,48
€
Euro
29,91
31,95
$A
Argentinos
$A
1,40
2,25
R$
Real
R$
7,76
9,01
28/Ago/2016
PORTAL U
Lectura:
01:29 min

TODO TIEMPO PASADO...

La noche de la nostalgia. Un reflejo de cómo vivimos nuestra vida. Añorando lo que fue y lo que pudo ser o lo que pensamos que era. Nuestra incapacidad de vivir el presente...
Por: Serrana Ortíz

La noche de la nostalgia. Un reflejo de cómo vivimos nuestra vida. Añorando lo que fue y lo que pudo ser o lo que pensamos que era. Nuestra incapacidad de vivir el presente.

Hacemos una fiesta para celebrar la tristeza cuando en realidad deberíamos celebrar la vida.

La palabra nostalgia evoca justamente la “tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida” según se explica en cualquier diccionario.

Nostalgiar no nos permite vivir bien el ahora. No hay una incorporación del pasado como historia de vida que se abraza sino como el anhelo de revivir o reencontrarse con lo que fue, con lo perdido. Una sobrevaloración o idealización de nuestra vida y nuestras cosas en otro momento, en el que creemos éramos más felices que hoy.

Eso de que “todo tiempo pasado fue mejor” incorporado en la idiosincrasia de nuestra sociedad. Porque más allá de lo que las personas piensan o sienten en particular, también está instalado en la cultura, rememorar las luchas de independencia, los próceres, el surgimiento de los grandes pensadores y de las grandes ideas, como si todo hubiera surgido antes y de ahí en más hubiesen colapsado los pensamientos e ideas. El pasado nos hizo quienes somos, nos trajo hasta acá, ese es su valor, pero nosotros vivimos otros tiempos.

Nos quedamos abrazados a la seguridad sin desafiarnos a construir nuevos caminos. Es bueno aferrarse a los valores y a los ideales, pero las formas no pueden ser las mismas. Si sentimos que nuestra vida está mal, que la sociedad está mal, es porque no estamos realmente viviendo. Es necesario comprometerse, proponer, desestructurarse, ver que los errores son aprendizajes siempre y cuando no los repetimos una y otra vez.

¿Por qué vivir nuestra vida pensando en ayer o en mañana? ¿Por qué no vivir el hoy?

Se ven los riesgos como irresponsabilidades en lugar de como oportunidades. Nuevamente nos quedamos cómodos, esperando que todo cambie solo o que otro se haga cargo. No tenemos fe. Somos incapaces de confiar en nuestro propio poder.

Tanto más felices seríamos si abrazáramos este presente como un regalo, como el mejor momento de nuestras vidas. Si hoy nos arriesgáramos a ser un poco distintos y mejores que ayer.

Aceptar el hoy y vivirlo con plenitud, radica en la capacidad de ser felices con lo que somos y lo que tenemos, porque si nos sabemos vivos y agradecidos de estarlo, seguro el futuro también será óptimo.

Hoy que estás vivo todo es posible. La mente positiva es la mejor herramienta de cambio. Hay que luchar contra todo lo que nos anula, capaz sirva cambiarnos los zapatos, cruzar la vereda, prender otras luces, si cambiamos la mirada, todo cambia.

Nostalgia de nada, estamos en nuestro mejor momento.

Publicar comentarios

Calificación
1000 restantes
País
Imagen / Avatar
1  +  8  =  
Adios Flaco.

Adios Flaco.

"Lo que fue Alejandro es algo que requiere mucho más coraje que cualquier otra cosa, fue quien puso el pecho y la cara, la voz y el diálogo, mantuvo los puentes abiertos y las puertas abiertas..."
Por: Andrés Scavarelli Andrés Scavarelli

20/Feb/2017
RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

RADICALIZAR LA DEMOCRACIA

"El socialismo es a la vez proceso y resultado. Nosotros luchamos por la igualdad de oportunidades a través de una democracia afirmada en lo político, capaz de extenderse progresivamente a lo económico-social..."
Por: Mónica Xavier Mónica Xavier

14/Feb/2017
MACHO, MACHITO, MACHOTE

MACHO, MACHITO, MACHOTE

Che, ya está, nos fuimos al carajo. Digo, los tipos nos fuimos al carajo. Y seguro, te hablo a vos...
Por: Iván Solarich Iván Solarich

01/Feb/2017
Serrana Ortíz

Por: Serrana Ortíz

Hola soy Serrana Ortiz, montevideana, de 28 años, maestra.
Mi profesión y mi trabajo me dan muchísima felicidad y me enorgullecen.
Amo viajar y escribir. Me encanta leer, cantar, bailar y sacar fotografías.
Mis amigos y familia son el pilar central de mi vida.
Me gusta mucho estar en constante movimiento y dando lo mejor de mí para poder ayudar a otros.
Apreciar las cosas más simples es la mejor enseñanza que he recibido.
Mi mayor creencia es que el amor todo lo puede. Cuando el amor se cultive por sobre cualquier otra cosa, el mundo será un lugar mejor.

Columnistas
Lo más
Únete

Noticias por email




Enviar por e-mail
E-mail de tu amigo Mensaje